Porque si podemos prevenir, ¿por qué esperar a encontrarnos con el problema o la dificultad?